Inicio CRECER JUNTOS EN LA INHERENTIA

“Es inherente lo que está en nosotros, lo que va junto a nosotros como propio e inseparable.

Entre otros, los anhelos de conocimiento, conciencia y felicidad”

Amparo Pastor

 

EL PROGRAMA CRECER JUNTOS EN LA INHERENTia

¿QUE HA LLEVADO A INHERENTIA A CREAR ESTE PROGRAMA DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO EMOCIONAL Y PSICO-SOCIAL?


      En Inherentia consideramos que ,a través de las etapas de la vida, momento a momento, todos estamos siempre  experimentando y aprendiendo a través de procesos de educación y desarrollo personal que no acaban nunca, y ello nos lleva a tener presente que cualquier oportunidad de aprendizaje y desarrollo que se nos brinde como personas va a ser enriquecedora. Tanto más cuanto dicha oportunidad sea inclusiva e inherente a lo que  todos  compartimos  y anhelamos como seres humanos, entre otros  aspectos, la búsqueda de conocimiento, conciencia y felicidad. 

      Por otra parte, estos  procesos de educación y desarrollo personal nunca se dan en solitario ,siempre se desarrollan dentro de sistemas a los que ,más o menos voluntaria y/o conscientemente, pertenecemos. Sistemas con los que estamos interrelacionados y vinculados por relaciones de interdependencia. Nuestro planeta, nuestro país, nuestra comunidad, nuestro municipio, nuestro vecindario, nuestras redes sociales, nuestros centros educativos y ,por supuesto y fundamentalmente, nuestras familias, constituyen sistemas importantes en este sentido; en ellos acontece  nuestra vida y nuestro crecer  siendo  siempre  una  vida y un crecer juntos. Por todo ello, es nuestro sentir que ,cualquier acción formativa y educativa que pretenda ser eficaz, ha de trascender las fronteras de lo individual e intervenir desde esta perspectiva de la pertenencia y la vinculación sistémicas. Y es ahí donde opera el programa Crecer juntos en la Inherentia.

  

¿QUE COMPETENCIAS SE TRABAJAN EN ESTE PROGRAMA DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO EMOCIONAL Y PSICO-SOCIAL?

      En nuestro crecer juntos vamos descubriendo que, para desenvolvernos adecuadamente en lo cotidiano y en lo excepcional de lo personal, lo familiar, lo social y lo profesional, no basta con haber desarrollado una cultura o unos conocimientos  específicos, ni basta con tener las necesidades socio-económicas cubiertas; sino que para relacionarnos eficaz y saludablemente con nosotros mismos, con el entorno, y con los demás, requerimos de múltiples competencias y muy especialmente de competencias de tipo emocional: Conocernos, regularnos, motivarnos, empatizar con los demás y disponer de habilidades  sociales y habilidades de vida resulta algo imprescindible para gestionar  nuestra relación  con nosotros y con el mundo.

      Dichas Competencias emocionales resultan mucho más ricas cuando se complementan con la mirada sistémica, ya que solo es posible comprender o acompañar adecuadamente al alumno y a sus educadores (familia, profesionales y agentes sociales) desde la consideración de la pertenencia de todos y cada uno de ellos a los sistemas familiar, escolar y social. Sistemas que interactúan entre sí y en los que operan relaciones, vínculos y lealtades que interesa conocer y aprender a ordenar para que reine un ambiente de cooperación, respeto y armonía en el centro educativo, en la familia, en la comunidad, y entre todos ellos. Desde esta perspectiva resulta necesario poder generar contextos  donde todos podamos crecer juntos y desarrollarnos emocionalmente desde esta  mirada sistémica que nos vincula y nos relaciona buscando lo que nos une y nos fortalece. 

 

¿CÓMO SE APLICA EN LA PRÁCTICA ESTE PROGRAMA DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO EMOCIONAL Y PSICO-SOCIAL?

      Desde hace años y en diversas comunidades autónomas , desde Inherentia  venimos  desarrollando y aplicando la Pedagogía Sistémica y el novedoso enfoque sistémico emocional aplicados a la educación y el desarrollo psico-social. Todo a través de diversas actividades formativas y a través de diversos  proyectos enmarcados  dentro del PROGRAMA CRECER JUNTOS EN LA INHERENTIA donde, además de los espacios exclusivos para aquellos que asisten a nuestras actividades formativas, siempre ofrecemos espacios abiertos a la comunidad  donde  poder crecer juntos a todas las edades ,desde  los abuelos a los más pequeños, otorgando mucha importancia al trabajo con las familias y los educadores como  vía de prevención hacia el futuro.

 

EL PROGRAMA CRECER JUNTOS EN LA INHERENTIA incluye Proyectos diversos, entre ellos:

Crecer juntos en la Paz y la Reconciliación

Crecer juntos  en la escuela

Crecer juntos escuela , familia y municipio

Crecer juntos, educación emocional

Crecer juntos en las transiciones

 

Los Proyectos se aplican a través de actividades varias, entre ellas:

Escuelas de familias

Grupos de educación emocional en familia

Conferencias abiertas

Cursos de Formación en Pedagogía y Constelaciones sistémicas

Cursos de formación de profesorado

Actividades en centros educativos  con alumnado en horario escolar y/ o extraescolar

Talleres de Educación emocional y sistémica con niños y adolescentes

Talleres de inteligencia emocional y sistémica para familias

Talleres Intergeneracionales familiares

Actividades con miembros de la comunidad educativa en su conjunto (outdoor, campamentos familiares….)

Cine-forums

      Actualmente, entre las localidades donde se imparte EL PROGRAMA CRECER JUNTOS EN LA INHERENTIA están: Madrid (en la capital y en el Municipio de Pozuelo de Alarcón), Guadalajara, Las Palmas de G. Canaria, Sevilla: En este curso 2010/2011 se incluyen Barcelona y Bilbao. 

 

¿CUÁL ES LA FILOSOFÍA  QUE SUBYACE A ESTE PROGRAMA DE EDUCACIÓN Y DESARROLLO EMOCIONAL Y PSICO-SOCIAL?

 

      EL PROGRAMA CRECER JUNTOS EN LA INHERENTIA, al igual que todas las actividades formativas y los proyectos que diseñamos o en los que cooperamos, parten de un enfoque humanista, holístico y multidisciplinar encaminado a educar para asentir y amar la vida; tanto para honrar la vida que nos precede y a todos aquellos que nos la han posibilitado, cómo para valorar y cuidar la presente, y contribuir constructivamente a la que  sigue. 

      Procuramos siempre que haya una colaboración entre lo privado y lo público para  ir desdibujando las separaciones e ir encaminándonos a lo compartido. Por ejemplo, en nuestros grupos de educación emocional en familia incidimos mucho en que compartan los espacios formativos familias de diversas  ideologías  y condiciones para desde ahí encontrar lo común y los vínculos desde los que establecer  procesos de crecimiento individual y colectivos; en este caso el amor por los hijos/as y el deseo de acompañarles de la mejor manera posible en su  evolución dentro de una sociedad  pacífica y solidaria. 

      En nuestra filosofía de trabajo incorporamos la mirada sistémica-fenomenológica y ,desde ahí, asumimos que la labor es siempre más rica cuanta más gente se beneficie de ella y  cuando trabajamos en redes y en cooperación y/o complementación con otros colectivos u organismos. Más aún cuando lo hacemos respetándonos, colaborando y reconociendo otras iniciativas y programas y proyectos ya existentes, esmerándonos en encontrar lo que nos une en la búsqueda de soluciones que beneficien a la mayoría. En nuestra experiencia esto deriva irremediablemente en un ahorro de costes económicos y temporales, y en un enriquecimiento de los procesos individuales y colectivos beneficiándonos todos en nuestro proceso de crecer juntos.

      EL PROGRAMA CRECER JUNTOS EN LA INHERENTIA aplica una política de desarrollo, cooperación e inclusión por la cual, en los diversos contextos y las diversas ciudades donde impartimos  formación, incluimos a las personas y a los profesionales locales cualificados para que ellos  colaboren durante  el proceso y continúen con  lo sembrado una vez finalizada la formación que nosotros impartimos. Son ellos los que pertenecen al lugar y los que mantienen los vínculos relacionales  más estrechos con los alumnos/as y la comunidad. Por ello, una vez entrenados, son estas personas –padres y madres, educadores y público general- o estos profesionales los que pasan a supervisar los procesos entre las sesiones de la formación que en ciertos proyectos duran varios cursos académicos. No es nuestra intención ir conquistando territorios  sino  contribuir al desarrollo de los mismos cuando somos requeridos permaneciendo como figuras de referencia  o consulta  creando redes de cooperación en libertad.